¿Porqué Linux continúa sin aceptación masiva?

Desde que Linus Torvals el ingeniero finlandés que dio vida a Linux hace un par de décadas y gracias a la modalidad de código abierto, este sistema operativo ha tenido una evolución asombrosa. A la fecha, tenemos varias decenas de distribuciones Linux de todos los «colores y sabores» y para todos los gustos y necesidades. Ubuntu además se está consolidado por encima de todas ellas en el ámbito domestico y semi-profesional. Sin embargo el camino de convertirse en una opción como sistema operativo para las masas de usuarios de ordenadores personales ha sido siempre una gran cuesta arriba. ¿Porqué?

Microsoft y Apple dominan el mercado del consumo final de sistemas operativos para ordenadores personales. Ellos ponen las reglas del juego obligando a desarrolladores y usuarios de múltiples aplicaciones a tocar las notas según ellos dispuestas. Ya sean aplicaciones de ofimática hasta el más sofisticado software de diseño gráfico y producción de multimedia, en su gran mayoría corre sobre Microsoft Windows o MAC OSX.

El período de recesión y crisis del cual muchos países del Primer Mundo afirman a día de hoy que ya lo han superado, el cual estranguló el poder adquisitivo de las masas de consumidores, incidió e incide directamente en los hábitos de compra de casi todos nosotros. Muchos de los que veían de lejos a Linux, le empezaron a mirar con buenos ojos y decidieron probarlo ya que es una gran solución de código abierto y de licencia libre (gratis), lo cual debería ser un verdadero catalizador para su uso generalizado. Lo extraño es que los consumidores, si bien es cierto que ahora son más los que se han animado a probar Linux, muy pocos lo adoptan para siempre, algunos lo simultanean con Windows o con Mac, y la gran mayoría de ellos abandona Linux. Vuelven a Microsoft o a Apple debido a las limitaciones que presenta esa plataforma libre respecto a sus contrapartes millonarios.

A continuación tenemos los motivos más importantes por los que muchos usuarios están insatisfechos con Linux:

No hay compatibilidad de juegos

Esta es la queja número uno. La queja se basa en la incompatibilidad de los nuevos juegos 3D que salen al mercado, cuyas características específicas impiden que corran en Linux. Sencillamente, si eres un jugón, Linux no es para ti.

Poco o ningún apoyo OEM

La segunda queja más importante es el valor agregado que supone comprar un equipo previamente configurado con Windows o Mac, ya que configurar Linux en un sistema es demasiado complicado de llevar a cabo para muchos. Esto está directamente relacionado con el desconocimiento mismo del sistema.

No hay soporte nativo para el iPod

Esto a día de hoy está cambiando, pero por ahora, es un punto importante.

No hay ninguna herramienta de migración

Para la mayoría de la gente, no hay peor miedo que el partir de cero en una pizarra en blanco. Nuevamente en este sentido, la comodidad de Windows y el desconocimiento de Linux se hacen presentes.

Confusión con los controladores de hardware

El cambio a un Sistema Operativo libre como Linux es grande, pero si tienes que comprar nuevo hardware, o lidiar con problemas para tu hardware actual, es mejor ceñirse a lo que se sabe. Además, el hecho de que no exista una cosa como un logotipo «Compatible con Linux» o «Diseñado para Linux» para el nuevo hardware, significa que muchas de las personas que les gustaría utilizar Linux, se sienten totalmente perdidos en la oscuridad en cuanto al hardware que podrían comprar en el futuro.

Soporte técnico gratuito

Aunque parezca increíble, esta es una de las razones principales para que Linux no se popularice definitivamente.

Hay una masa de gente ahí fuera que únicamente son capaces de mantener sus ordenadores funcionando gracias a la bondad (y al conocimiento) de los demás. Pasar de un sistema operativo como Windows que tiene el 90% de cuota, a un sistema operativo como Linux que tiene una cuota del 1%, significa que gran parte de las vías de apoyo se secan. Ya no podrás pedirle a tu vecino que te ayude cuando no te funciona la impresora. Esto problema también era importante, y todavía lo es, para las personas que quieren cambiarse a Mac.

La confusión sobre las diferencias de distribución

Dado que el precio de Linux no está allí para ayudarte a decidirte, como si ocurre con las diferentes ediciones de Windows, (es curioso pero el viejo axioma de “más caro, más bueno” funciona perfectamente en todas las mentes humanas), es difícil que la gente en general entienda el porqué hay tantas distribuciones de Linux, y cuáles son las diferencias entre ellas en realidad.

En conclusión, Windows ha dominado el mundo, Mac le sigue los pasos y ambos tienen una maquinaría técnica, publicitaria, educativa, y de marketing perfecta, que además, está impulsada por cientos de millones de dólares. Esto opaca y pone en segundo plano a los demás sistemas operativos. Veremos cómo le va al gigante Google cuando haga la incursión (que ya está preparando) en este terreno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: