Stephen King – La Cúpula

Me he leído “La Cúpula” de Stephen King, y sinceramente, he tenido una de esas experiencias de lectura que cuando finalizan, te dejan con el vacío de libro. Me costará encontrar un sustituto al mismo nivel porque, de verdad, King me ha transportado al interior de La Cúpula y aún estoy recuperándome del gran trauma que me ha dejado.  Obviando los matices “sobrenaturales” que son marca de la casa del autor, el libro gustará, también, a los que no han seguido nunca al Rey del Terror. Si se disfruta con lecturas de ritmo intrépido, trama vertiginosa y ataque directo a las emociones básicas , entonces, la última novela de Stephen King es una muy buena opción. Una historia apocalíptica e hipnótica. Totalmente fascinante. Lo mejor de Stephen King. Una de esas novelas para leerse en vacaciones ahora que ya llega el verano. Buenísima. Acojonantemente buena. 

“Un tranquilo día de otoño la ciudad de Chester’s Mill queda inexplicable y repentinamente aislada del resto del mundo por un campo de fuerza invisible. Los aviones se estrellan y caen del cielo consumiéndose entre llamas, la gente corre sin rumbo por el pueblo vecino al verse separada de sus familias y los coches estallan al impactar contra el muro invisible. Nadie consigue comprender cuál es la naturaleza de la barrera, ni su procedencia, ni cómo ha llegado hasta allí, ni si algún día desaparecerá. Dale Barbara (Barbie para los amigos), un veterano de la guerra del Golfo reconvertido en un mediocre cocinero; Julia Shumway, la directora del periódico local; y un grupo de skateboarders adolescentes lucharán para descubrir el misterio de la cúpula. El ejército pone a Barbie al cargo de la situación pero Big Jim Rennie, el hombre que tiene un pie en todos los negocios sucios de la ciudad y alcalde de la misma, no está de acuerdo: la cúpula podría ser la respuesta a sus plegarias. A medida que la comida, la electricidad y el agua escasean, los niños comienzan a tener premoniciones escalofriantes. El tiempo se acaba para aquellos que viven bajo la cúpula que es el verdadero adversario principal de todos ellos. Porque el tiempo no es infinito, es finito. El tiempo corre e irremediablemente se acaba… ¿Podrán averiguar qué ha creado tan terrorífica prisión antes de que sea demasiado tarde?”

Stephen King: «Intenté escribir esta novela hace tiempo, cuando era mucho más joven, pero sus dimensiones me superaban. Sin embargo, la idea era tan buena que nunca me abandonó del todo y de vez en cuando regresaba para decirme “escríbeme”. Al final lo hice. Costó más de veinticinco años escribir este libro, pero cada uno de los segundos de espera mereció la pena.»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: