El Hipopótamo: La sonrisa del asesino

A simple vista parece pacífico, incluso sonriente y afable, nada más lejos de la realidad. El hipopótamo es el animal que más seres humanos mata en África cada año. Sus dos toneladas de peso y unos colmillos de 50 centímetros pueden terminar con casi cualquier enemigo. Hay tres cosas que le ponen especialmente nervioso. A continuación os desvelamos cuales son.

Ricky Elisabeth Bartlett decidió saltarse las reglas. Después de tantos años trabajando como enfermera psiquiátrica siguiendo todas las normas, era agradable recuperar la sensación de rebeldía de su juventud. Más aún disfrutando del viaje que había soñado durante toda su vida. Por fin estaba en Kenia y la sensación de libertad le había devuelto la iniciativa.

Armada con una linterna, convenció a sus amigas de que la siguieran. Aquella mañana habían visto un grupo de hipopótamos cerca de su lodge, a orillas del lago Naivasha. Aquellos animales la fascinaban. Eran simpáticos, gordos, afables y pacíficos. Pero su guía no les había dejado acercarse a ellos y sólo los habían podido ver con detalle a través de los prismáticos. Ahora, el guía no estaba. La noche las ocultaría en su travesura. Los hipopótamos estaban a unos cientos de metros hacia la orilla del lago. No había pérdida posible. Se darían un paseo y disfrutarían de los animales a una distancia reducida.

El grupo siguió, emocionado, a su improvisada líder. La Luna permitía ver el terreno abierto con facilidad. Sabían que en las inmediaciones no había leones, así que no tenían nada que temer. O eso creían. Vicky y una de sus amigas se adelantaron, impacientes. Poco antes de llegar a distinguir alguno de los hipopótamos que habían visto en la orilla un ruido les llamó la atención a su izquierda. Ambas se giraron con cierto temor y enfocaron sus linternas hacia allí. Su temor se convirtió en regocijo cuando la luz les descubrió la cría de un hipopótamo que las miraba, asustada. ¡Era aún mejor de lo que podían haber imaginado! ¡Era un animal encantador! ¿Podrían acercarse a fotografiarlo?

Antes de que ninguna contestara la pregunta, otro sonido les llegó a sus espaldas. Y éste no les dejaba lugar a dudas; era amenazante. Se giraron al instante y vieron un cuerpo colosal y oscuro que corría hacia ellas. La Luna sacaba reflejos claros en dos poderosos colmillos mientras la tierra parecía temblar bajo el peso del animal. La madre hipopótamo cargó con toda su furia. A las dos mujeres no les dio tiempo de huir. La acompañante resultó herida de gravedad. Vicky Elisabeth Bartlett pagó su imprudencia con la vida.

A pesar de su aspecto, los hipopótamos son los animales que más personas matan en África cada año. Su cuerpo orondo y sus movimientos pausados dan una imagen muy equivocada que hace pensar a la mayoría que son animales torpes y pacíficos; nada más lejos de la realidad. Con 4,5 m de longitud y hasta 2.600 kg de peso, los hipopótamos son animales formidables capaces de correr a más de 48 km/h. En caso de ataque, pocos son los que pueden huir de él o salir con vida tras un enfrentamiento. Unos poderosos colmillos inferiores de 50 cm y las mayores fauces entre los mamíferos terrestres pueden acabar con casi cualquier enemigo. Pero eso no convierte a los hipopótamos en animales indeseables a los que hay que perseguir.

Los hipopótamos pasan la mayor parte del día sumergidos en el agua, que los protege del sol y los alivia de su aplastante peso. Allí viven en grupos de entre 15 y 30 individuos comiendo la vegetación acuática y descansando placenteramente. Al caer la noche, sin embargo, los hipopótamos parecen recobrar la actividad y salen del agua para pastar hasta 60 kg de hierba en los terrenos cercanos al río o a la charca. Entonces, ¿qué les hace atacar y matar a tantas personas todos los años?

 

Hay tres situaciones en las que los hipopótamos atacarán con seguridad. Una consiste en acercarse con una canoa estrecha a un grupo de hembras con crías. Si las madres confunden la silueta de la embarcación con un cocodrilo, el ataque será feroz e inmediato. Las crías de todos los animales, que generalmente atraen a las personas poco acostumbradas al contacto con la vida salvaje, suelen ser un sinónimo de peligro. Si la madre está cerca y te ve aproximarte a uno de sus pequeños, te atacará con determinación. Y los hipopótamos no son una excepción. Ésta es la segunda situación, cuando una persona se interpone entre una cría de hipopótamo y su madre, tal y como hizo involuntariamente Vicky Elisabeth Bartlett. La tercera consiste en cortar el camino de regreso al agua de un hipopótamo que esté pastando, algo que puede suceder cuando un turista sale de su tienda y decide orinar entre los matorrales cercanos al campamento.

Durante su vida, los hipopótamos apenas tienen enemigos. Sólo los cocodrilos y los leones pueden suponer una amenaza para ellos, y sólo para los más pequeños. Cuando salen al exterior durante el día para descansar en las orillas, su cuerpo exuda una sustancia oleaginosa de color rojo a la que se le dio el nombre erróneo de `sudor sangre´. Los primeros observadores creyeron que los hipopótamos sangraban por la piel al exponerla al sol, pero estudios posteriores demostraron que se trata de una sustancia que le proporciona innumerables beneficios a los hipopótamos: es hidratante, antiséptica, antibiótica, hidrófuga y sirve de filtro solar y de repelente de insectos. Toda una farmacopea en una sola secreción.

Por la noche, sin las molestias del sol y el calor, los hipopótamos recorren los pastos cercanos, pero no pierden de vista su camino de regreso al agua. Sólo allí se sienten seguros. Si los descubres por la noche y te encuentran de frente, es fácil hacerles correr presas del pánico. Pero si tienes la mala suerte de que te encuentren en esa huida hacia el agua, tendrás mucha suerte si vives para contarlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: