La historia de Dreamcast

Dreamcast. ¿Qué tendría esta consola de Sega para haberse convertido en lo que a día de hoy es? Es decir, la consola no tuvo una vida demasiado larga que digamos y dejó de fabricarse hace algo más de 10 años, pero todavía hay gente en la actualidad que desea tener una a toda costa. ¿Serían sus juegos? ¿Sería ‘Sonic Adventure’? ¿Sería ‘Shenmue’? ¿Serían sus innovaciones? Pues todo eso y más.

Lo que no podemos negar es que Sega apostó muy fuerte por la Dreamcast como la consola que podría sacarle del mal momento por el que estaba pasando dadas las nada buenas cifras que estaba dando Saturn, su consola de 32 bits, y sacó un verdadero maquinón, pero la cosa no fue como la compañía esperaba. La Dreamcast fue la encargada de inaugurar la era de los 128 bits, también conocida como la sexta generación de consolas. Hablamos de finales de Noviembre del año 1998 (a Europa llegaría a mediados de Octubre del 99), cuando la Nintendo 64 llevaba un par de años a la venta y tanto la PlayStation como la Saturn cuatro, así que esta nueva consola tenía un par de objetivos: servir de sucesora de la Saturn, que estaba funcionando realmente mal en el mercado, y hacerle la competencia a las máquinas de Sony y Nintendo.

En su interior podíamos encontrar un procesador SH-4 RISC de 128 bits, un motor gráfico (PowerVR2DC) capaz de mover 7.000.000 de polígonos por segundo, paleta de 16,7 millones de colores, resolución de 640×480 (tanto progresivo como entrelazado), 16MB de memoria RAM, un lector de GD-ROM y lo más importante: un módem de 33,6kbps (se podía sustituir por uno de 56kbps) con el que la consola estaba preparada para jugar online, algo de lo que no se ha sacado realmente partido hasta que fueron lanzadas al mercado la PS3 y la Xbox 360.

El GD-ROM, fabricado por Yamaha, fue el intento de Sega por esquivar la piratería (el formato CD-ROM, como sabéis, se prestaba y se sigue prestando fácilmente a ello) a la par que aumentaban la capacidad de almacenamiento, puesto que estos discos llegaban hasta los 1,2Gb. De ahí lo de GD: Giga Disk. El secreto estaba en que no se comercializaban lectores de GD-ROM, así que en teoría nadie podría realizar copias. En cualquier caso ya sabéis que no hay ningún sistema seguro 100%, por lo que tarde o temprano surgirían métodos para saltarse cualquier tipo de protección posible.

Los juegos para Dreamcast venían en formato GD-ROM. Y el más vendido fue ‘Sonic Adventure’, que según los datos llegó a vender 2,5 millones de unidades a nivel mundial. Le siguen ‘Soulcalibur’, con 1,3 millones de copias, ‘Crazy Taxi’, del que se vendieron 1,22 millones de copias, el mencionado ‘Shenmue’, que consiguió meterse en 1,2 millones de hogares y el ‘Resident Evil: Code Veronica’, que fue capaz de vender 1,14 millones de copias.

La consola de Sega también recibió un buen número de accesorios. Lógicamente hay que hablar de la Visual Memory Unit, conocida en Europa sencillamente como Visual Memory (VM). Lo más curioso de esta unidad de memoria era que no sólo servía para almacenar datos, sino que gracias a su pantalla LCD, su propia CPU, su cruceta, sus botones, etc. podía incluso hacer las veces de consola portátil con algunos juegos. Se conectaba al mando de la Dreamcast a través de uno de sus dos slots.

PlayStation 2 mató a Dreamcast

La nueva consola de Sony salió casi un año y medio después que la Dreamcast, allá por Marzo del año 2000, pero se comió directamente a la máquina de Sega en ventas. De hecho la pegada de la PS2 fue tal que el 31 de Enero del año 2001 Sega anunció que dejaba de fabricar cualquier tipo de hardware, dando por concluida la producción de esta consola a partir del mes de Marzo de ese año y retirándose de este sector para centrarse en el software.

Peter Moore, Presidente de Sega América en aquel momento, declaró que el número de unidades vendidas de la consola iba en aumento, pero el ritmo no era lo suficientemente bueno como para hacerle sombra a la poderosa PlayStation 2, que iba como un misil, y tuvieron que tirar la toalla. Una pérdida que, a día de hoy, todavía se sigue llorando. Un dato: la Dreamcast vendió 10,6 millones de unidades durante sus tres años de vida, que no está nada mal, pero la PlayStation 2 lleva ya 153,19 millones de unidades vendidas desde el año 2000.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: